El Trastorno del Espectro Autista (TEA) tiene entre sus síntomas la hipersensibilidad en sus sentidos, especialmente la auditiva. Por eso, las personas con autismo son muy sensibles a los estímulos externos, ya sean imágenes, olores o sonidos. Así es que la pirotecnia los afecta directa y particularmente.

¿Qué les provoca?

• Alto nivel de ansiedad y estrés.

• Sensación de miedo que los lleva a tener crisis de llanto y gritos.

• Actitud agresiva como forma de manifestar la molestia.

• Pueden llegar a autolesionarse.

• La perturbación que les provocan los sonidos fuertes incrementan su nivel de cortisol en sangre, lo que los pone tensos y tienen conductas estereotipadas y repetitivas.

Por eso te pedimos que estas fiestas digas 𝗡𝗢 𝗔 𝗟𝗔 𝗣𝗜𝗥𝗢𝗧𝗘𝗖𝗡𝗜𝗔.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.